El aceite de Coco es popular en todo el mundo, no sólo como comestible, sino también como complemento nutritivo para piel y cabello. El aceite de coco que se extrae de la propia fruta obtenida, contiene grasas saturadas responsables del mantenimiento de la suavidad e hidratación de la piel. El Ácido Laúrico, otro de los ácidos grasos de cadena media que se encuentra también en el Aceite de Coco posee grandes propiedades desinfectantes y antimicrobianas. La Vitamina-E es esencial para la salud de la piel, reparando y protegiéndola favoreciendo la prevención del envejecimiento prematuro de la misma.

Beneficios Tópicos: Anti envejecimiento, fungicida, extra suavidad e hidratación, protección contra infecciones microbianas, recuperador de la elasticidad, alivio contra problemas dermatológicos – acné, psoriasis y eczema.

Origen: Filipinas

Método de extracción: Prensado en frío

[Total:3    Promedio:5/5]